La parálisis del emprendedor, el domador, el león y la silla

Hace ya mucho tiempo que no publicaba nada en este sitio web. Te puedo dar muchas razones, pero todas son excusas. Mi foco, mi atención simplemente estaba en otro sitio.

Cuanto más avanzo en mi aprendizaje vital (entiendo la vida como un proceso de experimentación y aprendizaje contínuo) más me percato de la importancia de unos pocos y simples factores…

Decisión, atención y concentración.

Para mí estos tres factores son claves en la vida y en la creación de cualquier negocio que emprendas.

Pero todo emprendedor es como un león dentro de una jaula concentrándose en el elemento equivocado.

El domador, la silla y el leónSi has tenido la oportunidad de asistir a un espectáculo de circo y has podido disfrutar de la actuación de un domador de leones habrás quedado sorprendido, como yo, viendo cómo es posible que un animal tan poderoso no ataque al domador que simplemente usa un látigo y una silla. Ambos elementos difícilmente impedirían que un león decidido acabara de un zarpazo con el domador. Sin embargo, los leones no atacan al domador porque su atención, como en el caso de muchos emprendedores, se centra en el elemento equivocado.

Fue el célebre domador Clyde Beatty el que introdujo una silla con el habitual látigo. Las 4 patas de la silla, delante de los ojos del león, provocan que el animal no sepa en que elemento centrarse y de esta forma aleja su punto de atención lejos del domador. Al repartir su atención constantemente en 4 puntos diferentes (las 4 patas de la silla) el león entra en una especie de estado de desorientación y parálisis.

El emprendedor actúa de forma muy parecida al león frente a la silla del domador. De esta forma el emprendedor ante una multitud de factores (posibles nichos de mercado, modelos de negocio, fuentes de tráfico, diseño web, pasarelas de pago, etc…) no termina de concentrarse apropiadamente y, sobre todo, de avanzar.

Cuando tengas delante de ti una silla con 4 patas y no te concentres, lo único que tienes que hacer es COMPROMETERTE tan solo con una cosa y EMPEZAR.

Empezar, emprender sin sentirse preparado es uno de los hábitos imprescindibles de los triunfadores. !No lo dudes!

La mayoría de las personas no tienen problemas para concentrarse, si están comprometidas y motivadas. Lo que si tienen es un importante problema para decidirse.

Así que olvídate de la silla que está delante de tus ojos y concéntrate en la mano que la sujeta.

LA MENTIRA DE LOS OBJETIVOS Y PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

Otro año que comienza y una vez más que la mayoría de nosotros nos embarcamos en un proceso de análisis de cómo nos ha ido el año transcurrido. Inevitablemente nos damos cuenta de que muchos de los propósitos y objetivos que nos habíamos fijado NO los hemos conseguido. Sin embargo, como el pasado año y como en años anteriores pensamos:Objetivos y Propósitos de Año Nuevo

“ESTE AÑO VA A SER TOTALMENTE DIFERENTE”.

Es muy curioso como es el ser humano. !Con qué asombrosa facilidad tendemos al autoengaño!

Queremos conseguir resultados diferentes haciendo exactamente lo mismo que en intentos anteriores.

El motivo de este autoengaño se encuentra probablemente en lo más profundo de nuestra mente. Si eres un emprendedor que no obtienes los resultados que deseas o, simplemente, eres una persona que no entiende porque no consigues los objetivos que te marcaste; PRESTA ATENCIÓN, porque hay una explicación para ello.

Fijamos nuestros objetivos, metas o propósitos utilizando nuestra mente consciente y racional. Sin embargo, esa parte lógica es simplemente una parte pequeña de la totalidad de nuestra mente. Es la más recientemente evolucionada y la más lógica y racional, pero es nuestra mente NO CONSCIENTE la que la mayoría de las veces nos sabotea e impide que consigamos las metas fijadas.

La mente no consciente, es decir, la parte de nuestros pensamientos que está fuera de nuestra percepción tiene OTROS objetivos bien definidos. La mente no consciente tiene como objetivo principal MANTENERNOS A SALVO DE CUALQUIER PELIGRO.

Entonces ¿qué sucede cuando a primeros de año nos marcamos un objetivo o propósito a conseguir?

Nuestra mente consciente y lógica piensa: “Este es un objetivo perfecto para mí. Mejorará mi vida si lo consigo. Se que será difícil, pero aunque tenga que trabajar duro lo conseguiré.”

Mente No ConscienteEn cambio nuestra mente no consciente actúa de forma diferente. En un primer momento piensa igual que la parte lógica. Está plenamente motivada por el placer que le reportará el conseguir el objetivo marcado. Sin embargo, no hay objetivo fácil de conseguir. Todos requieren de esfuerzo, dedicación y lo que es más importante, ir más allá de nuestra zona de confort. En los negocios estas premisas son más elevadas aún.

Es entonces cuando surge el estancamiento. Llegamos a un punto en el que no avanzamos porque nuestra mente no consciente detecta que las acciones que debemos tomar para seguir avanzando, salen de nuestra zona de confort y pueden tener un riesgo.

“Un barco está seguro en el puerto, pero ningún barco fue construido para ello.” (William G. T. Shedd)

No te olvides que el principio fundamental de la mente no consciente es mantenernos a salvo de cualquier peligro o riesgo.

Es en este punto cuando la mayoría de las personas, se olvidan de sus metas y propósitos, cuando la mayoría de los emprendedores busca otro nuevo objetivo, otro proyecto brillante y motivador al que perseguir.

Conozco muy bien que se siente en ese punto de estancamiento porque he estado en él numerosas veces. Y, por desgracia, he sucumbido a las órdenes de mi mente no consciente intentando huir del peligro.

Es una situación muy curiosa porque posteriormente encontramos razones “lógicas” para explicar nuestro fracaso: “Había mucha competencia en ese mercado”, “Aún no estaba preparado”, “No funciona por la crisis económica”.

¿TE RESULTAN CONOCIDAS ESTAS (RAZONES) EXCUSAS?

Puedes creer que son muy lógicas y racionales, pero ten por seguro que las ha creado la parte no consciente de tu mente.

Ahora es posible que te preguntes: ¿Cómo ************ salgo de esta situación y puedo avanzar?

El primer paso para conseguir aquello que quieres es no olvidar que el “enemigo” lo tienes dentro de casa y es parte de tu mente. No lo puedes destruir, porque sería como destruirte a ti mismo. No puedes luchar contra él porque sus armas son muy poderosas y no descansa ni durmiendo. La única forma que tienes para avanzar es conocer mejor tu mente y aliarte con ella, tendiendo “trampas” en el camino para que trabaje para ti y no contra ti.

La estrategia y herramientas que te expongo a continuación son muy personales y están basadas en mi propia experiencia, en mis fracasos y en mis estancamientos. Puede que a ti también te sirvan si las adaptas a tu persona y tus circunstancias.

En primer lugar, este año ya no me marcaré varios objetivos a conseguir. Simplemente marcaré una dirección hacia la que quiero que mi vida vaya. Ya se que los grandes gurús de la psicología y del desarrollo personal e, incluso, del marketing y de los negocios, consideran este concepto de trabajar sin objetivos como todo un sacrilegio. Cualquier experto te dirá que sin objetivos no puedes saber si avanzas o no;  y que no usarlos te llevará a un punto de estancamiento.

Sin embargo los objetivos pueden ser un peligro por sí mismos. Pueden ser un factor que genera estrés y tensión, ya que si no los consigues te sientes fracasado y  si los consigues, muchas veces descubres que lo que deseabas no te llena y no te reporta aquello que pensabas. Por cierto no soy el único que va contracorriente y que opina en este sentido de los objetivos. Te recomiendo el excelente artículo de Leo Babauta titulado: “El mejor objetivo es sin objetivos” (“The best goal is no goal”). 

Si no tengo objetivos y tan solo dispongo de una dirección hacia la que ir, ¿cómo saber si avanzo?progresion

En el pasado me concentraba únicamente en los objetivos que pretendía conseguir, pero ahora no. Sabiendo la dirección, solo tengo que concentrarme en el camino, en la PROGRESIÓN. De esta forma, regularmente analizo si he avanzado o no. Para mejorar mi progresión me concentro en aplicar 4 estrategias fundamentales.

  1. Diseño sistemas. El esfuerzo personal está bien porque nos hace más fuertes, pero cuando las cosas se complican en exceso si no has diseñado un sistema en el que basar tus acciones, aparecerá el estancamiento provocado por tu mente no consciente.

    Cuando has diseñado un sistema eficiente puedes incluso delegar acciones en otras personas para que apliquen según tu criterio.

  2. No mejoras lo que no mides.   Este concepto se lo debemos a W. Edwards Deming , uno de los Gurús de la calidad,conocido por sus logros en Japón, donde desde 1950 se dedicó a enseñar a ingenieros y altos ejecutivos sus conceptos y metodología de gerencia de calidad. Estas enseñanzas cambiarían radicalmente la economía japonesa.
    Si tienes claro tu dirección tendrás que medir periódicamente una serie de puntos claves para saber si progresas o no. Si tu dirección va encaminada hacia la riqueza por ejemplo, regularmente deberás medir tu nivel de ingresos, tus ahorros o lo que es aún mejor, tu nivel de riqueza neta. 
  3. Selección. No todo lo medible es importante. Ya lo decía Wilfredo Pareto cuando afirmaba que el 20% de nuestras acciones son responsables del 80% de nuestros resultados. Este principio denominado el Principio de Pareto  o ley 80/20 afirma que no todos los elementos tienen la misma importancia y que hay algunos (que deberás identificar) que son los responsables de la gran mayoría de los resultados.
  4. Cambiar por cambiar es estúpido, hay que experimentar. Lo único que permanece inmutable en la vida es el cambio. Todo va cambiando irremediablemente. Si con la segunda estrategia mides aquello que es importante para ti y para saber si progresas, si no haces nada al respecto no te sirve de nada. Tienes que experimentar con nuevas ideas, estrategias, herramientas, proyectos y medir su eficacia. 

Estas son las 4 estrategias principales que utilizo para concentrarme no en objetivos ilusorios, sino en la PROGRESIÓN de mi persona, de mi vida o de mi negocio.

Ten por seguro que perseguir objetivos muchas veces genera frustración y sensación de fracaso al no conseguirlos; y desilusión al comprobar que los objetivos alcanzados no te llenan. Sin embargo la sensación de que vas progresando en la dirección apropiada no tiene precio. Es una recompensa que no la eclipsa ningún objetivo.

Estate atento a mi siguiente artículo porque en él te revelo 4 herramientas adicionales para que puedas seguir progresando y haciendo que tu mente no consciente sea tu aliado.

El Factor Oculto Del Marketing Online

El Factor Oculto Del Marketing En Internet

  Esta es la segunda de una serie de presentaciones que tienen como objetivo el mostrarte los errores que cometen los emprendedores en Internet. Te puedo asegurar que los conozco bien porque, por desgracia, he cometido todos estos errores. También te quiero revelar un factor de éxito sobre el que muy pocos expertos en Internet […]

[Continua Leyendo…]

Los 4 Errores Principales De Los Emprendedores En Internet

El pasado año fue HORRIBLE para mí porque vendí todos mis activos en Internet para financiar 2 proyectos FUERA de la red que se convirtieron en 2 completos FRACASOS. No soy perfecto, aunque estaba tan seguro de conseguir TODO aquello que me proponía. Tan experto me creía, tras más de 15 años de experiencia en […]

[Continua Leyendo…]

15 píldoras de productividad que ojalá hubiera conocido con 20 años.

15 píldoras de productividad que ojalá hubiera conocido con 20 años.

Ser emprendedor en Internet es una labor dura. Visto desde fuera parece una ocupación ideal, ya que tu trabajo no depende de rígidos horarios y no te limita geográficamente. Literalmente un emprendedor en Internet solo necesita una conexión a la red y una computadora. He conocido a emprendedores que trabajaban desde su casa en pijama […]

[Continua Leyendo…]

Diferencia Entre Conocimiento, Sabiduría y Visión

Conocimiento es saber que este camino en el desierto tiene 100 kilómetros. Sabiduría es llevar gasolina suficiente en tu automovil. Visión es montar una gasolinera en el kilómetro 50.

  “Conocimiento es saber que este camino en el desierto tiene 100 kilómetros. Sabiduría es llevar gasolina suficiente en tu automóvil. Visión es montar una gasolinera en el kilómetro 50.“

[Continua Leyendo…]